miércoles, 1 de octubre de 2008

Transplante de Pulmón


Definición
Es la cirugía que se realiza para reemplazar uno o ambos pulmones enfermos por pulmones sanos de un donante humano.


Antecedentes históricos
Los primeros transplantes a Pulmón fueron experimentados con perros, corderos y monos entre 1947 y 1950. El primer transplante realizado a una persona se hizo el 11 de junio de 1963 por el doctor James D. Hordy a un hombre condenando a muerte por asesinato, llamado John Russel.

Indicaciones
Recomendado para pacientes con cualquier enfermedad pulmonar severa. Algunos ejemplos:
• Fibrosis quística
• Enfisema
• Fibrosis pulmonar idiopática
• Sarcoidosis
No se recomienda para:
• Pacientes que estén demasiado enfermos para someterse a este procedimiento.
• Pacientes cuya enfermedad pulmonar probablemente vaya a afectar el o los nuevos pulmones. Pacientes que padezcan enfermedad severa de otros órganos.

Vida de la persona que espera el transplante
Indicado el transplante la persona atraviesa dudas, temores e inquietudes. Argentina cuenta con un desarrollo de políticas sanitarias y un sistema de procuración que trabaja junto a los equipos de trasplante. Es una práctica clínica habitual a cargo de equipos especializados. Para brindar contención en este momento, están los profesionales del sistema trasplantológico que brindan orientación y acompañamiento en el proceso. También en el Incucai como en los Organismos Jurisdiccionales de Ablación Implante se brinda el apoyo necesario para superar las inquietudes. Además hay muchas personas que durante la espera del trasplante han impulsado organizaciones de pacientes y algunas de ellas integran un espacio institucional conocido como el Consejo Asesor de Pacientes (CAP) del Incucai.

Inscripción en la lista de transplantes
Las listas son registros de pacientes agrupados por órgano o tejido y por nivel de urgencia, administradas por el Incucai. Cada una es nacional y única en todo el país. La inscripción de los pacientes se realiza a través del Sistema Nacional de Información de Procuración y Trasplante de la Republica Argentina (SINTRA), un sistema informático que opera en tiempo real las 24 horas del día, los 365 días del año.


Operativo para el transplante
Cuando el médico de una unidad de terapia intensiva comprueba signos clínicos de muerte encefálica en un paciente, está obligado por la Ley de Trasplante (art. 26) a comunicarlo al Incucai o a los Organismos Jurisdiccionales de Ablación e Implante.
Los equipos comienzan la evaluación clínica del posible donante. Realizan estudios para constatar la muerte encefálica y evalúan la viabilidad de los órganos para trasplante.
Los profesionales mantienen informada a la familia del posible donante.
Se constata en los registros si en vida la persona dejó su manifestación expresa para la donación de órganos y tejidos.
Si no manifestó su voluntad , en principio se presume que es donante pero se solicita testimonio a la familia.
Si manifestó su voluntad afirmativa, se informa a la familia y luego se procede a la ablación.
Si manifestó su voluntad negativa, se informa a la familia y se suspende el proceso.
Durante este proceso, el médico realiza:

• el mantenimiento hemodinámico, que consiste en la preservación de los órganos en condiciones óptimas.
• las evaluaciones necesarias para determinar qué órganos y tejidos son aptos para la donación y su posterior asignación entre los pacientes.
En el Incucai o en los Organismos Jurisdiccionales de Ablación e Implante se inicia la búsqueda de los posibles receptores a través de un sistema informático denominado SINTRA que administra, gestiona y fiscaliza las actividades de donación y trasplante en Argentina.
El SINTRA ordena un listado identificando a los posibles receptores. Se contacta a los médicos de los pacientes seleccionados para informales los resultados de la distribución.
Los pacientes se realizan estudios requeridos en el momento para certificar que están en condiciones de trasplantarse. El Incucai o los Organismos Jurisdiccionales de Ablación e Implante asignan los órganos. En tanto, los centros de trasplante preparan a sus pacientes para la intervención quirúrgica.
En simultáneo, los cirujanos concretan la extracción de los órganos. El cuerpo es tratado con suma consideración y profundo respeto, es entregado a la familia.
El transporte de los órganos se realiza en estado de total asepsia y en medios de conservación que aseguran su viabilidad. Pueden mantenerse en condiciones óptimas a 4º C por períodos breves, que van desde 4 hasta 24 horas según el tipo de órgano.
Finalmente, los equipos médicos de los centros de trasplante implantan el órgano al receptor, en una intervención que puede durar entre 2 y 10 horas.

Intervención quirurjica
Mientras el paciente está bajo anestesia general, se hace una incisión en el tórax. Se utilizan tubos para redireccionar la sangre del paciente a través de un sistema de circulación extracorporal para mantenerla oxigenada y hacerla circular a través del cuerpo durante la cirugía.Se extirpa uno o los dos pulmones del paciente y luego se sutura el o los pulmones donados en su lugar. Se insertan sondas pleurales para drenar aire, líquido y sangre fuera del tórax por varios días, con el fin de permitirle a los pulmones reexpandirse por completo.Algunas veces, los trasplantes de corazón y pulmón se realizan al mismo tiempo (trasplante corazón-pulmón) si el corazón del paciente también está enfermo.


Riesgos
Los riesgos de cualquier anestesia son:
• Problemas respiratorios
• Reacciones a los medicamentos
Los riesgos de cualquier cirugía son:
• Sangrado
• Infección
Otros riesgos del trasplante abarcan:
• Coágulos de sangre (trombosis venosa profunda)
• Infecciones debido a los medicamentos antirrechazo (inmunodepresión)

Convalecencia
Se debe esperar un período de hospitalización prolongado para los pacientes y la recuperación toma alrededor de seis meses. Igualmente, los pacientes necesitan hacerse chequeos regulares con exámenes de sangre y radiografías durante muchos años.


Expectativas de la cirugía
Las tasas de supervivencia son altas a 1 año después del trasplante, pero son algo más bajas a 4 años.La lucha contra el rechazo es un proceso continuo. El sistema inmunitario considera al órgano trasplantado como un invasor y puede atacarlo.Para prevenir el rechazo, los pacientes con trasplante de órgano deben tomar medicamentos antirrechazo (inmunodepresión), los cuales inhiben la respuesta inmunitaria del cuerpo y reducen la posibilidad de rechazo. Sin embargo, como resultado de esto, dichos medicamentos también reducen la capacidad natural del cuerpo para combatir infecciones.